¡Qué fácil es comer bien!

shutterstock_97952960

Me paso la vida leyendo, ¡ese es mi trabajo! Soy editora, así que estarás de acuerdo conmigo si te digo que sé un poquito de libros. Pero la verdad es que no todos los libros que edito me dejan huella. Comer sano ¡es natural! sí me ha dejado huella, y te voy a explicar por qué.

Aunque yo creía que ya lo sabía todo sobre la relación entre la alimentación y la salud, leyendo Comer sano ¡es natural! recibí una dosis de humildad, es decir, entendí que todavía tenía bastante que aprender. Imagino que tú tampoco lo sabes todo… y si no, aquí te pongo a prueba con unas cuantas preguntas:

  • ¿Es bueno o malo comer chocolate negro todos los días?
  • ¿Puedes conocer hoy mismo el riesgo que tienes de padecer diabetes en el futuro? No te pierdas la tabla de la página 47, para que te evalúes. Yo me sorprendí con mi puntuación…
  • ¿Por qué la gente vegetariana pesa menos? ¿Es que no sabías que los vegetarianos pesan menos?
  • ¿Cómo puedes calcular tu peso ideal?
  • ¿Qué causa la enfermedad de las vacas locas? ¿Puede transmitirse a los humanos si consumimos carne de vaca? ¿Cualquier carne o alguna parte concreta del cuerpo de la vaca?
  • ¿Cuántos millones de infecciones alimentarias se producen cada año y cuántos casos terminan en muerte?
  • ¿Cuál es la mejor estrategia para prevenir el cáncer?
  • ¿Es cierto que los vegetarianos viven más?

Qué, ¿cuántas te sabes? Y podría seguir haciéndote preguntas, pero lo importante es que ya te he dicho dónde están las respuestas… en Comer sano ¡es natural! Saber responder estas preguntas no te hará ganar ningún concurso, sino que ganarás salud, lo cual es bastante más necesario. ¡Por eso te digo que este libro deja huella! ¿Quieres añadir años a tu vida y vida a tus años? El doctor Don Hall te enseña cómo.

Don Hall es doctor en Salud Pública y máster en Nutrición por la Universidad de Loma Linda, California. Y me quedé impresionada cuando supe que ha corrido en diecinueve maratones, cruzado en bicicleta cinco estados de Estados Unidos, así como Alemania, Austria y Suiza, y ha escalado el Everest hasta el Campamento Uno. Impresionante, ¿eh? Sin duda es un gran deportista. ¡Y nunca lo hubiera logrado si no supiera cómo alimentarse bien! ¿Quieres ser tú también un gran deportista? ¡Pues este es tu libro!

Te propongo una cosa: lee Comer sano ¡es natural! y después escríbenos para contarnos si era verdad o no todo lo que yo he dicho, y para mostrar a nuestros amigos del blog­, con tus comentarios, lo que se están perdiendo por no haberlo leído aún. Ellos también quedarán convencidos, como «¡es natural!».

Portada Comer Sano Para obtener este libro haz click aquí 

 

 

 

7 thoughts on “¡Qué fácil es comer bien!

  1. Justo hoy me preguntaba por qué existen dos corrientes en cuanto a los intervalos en horas entre comidas. La mayoría de expertos recomiendan comer cada tres horas y en cambio, los adventistas en parte bajo la influencia de Elena G. White recomendamos comer cada cinco o seis. Me pregunto en base a qué debemos defender nuestra postura. Tal vez encuentre la respuesta en este libro que promete ser interesante.

    • Ruth, muy interesante tu pregunta. Aunque Comer sano ¡es natural! no aborda este tema en concreto sino más bien la relación directa que existe entre ciertas enfermedades y el consumo de ciertos productos alimenticios, sí podrás hallar respuesta a tu duda en el libro Nutrición y salud que próximamente publicaremos (ahora mismo está en la imprenta). Te adelanto un párrafo de este próximo libro de IADPA/APIA:
      «La hora de las comidas es importante porque el aparato digestivo funciona mejor cuando tiene un horario fijo. Una comida promedio necesita estar más de cuatro horas en el estómago. Entre comidas debe haber al menos cinco horas de diferencia, para darle al estómago tiempo para que descanse y se recupere» (p. 102).
      Esta es la respuesta autorizada de la doctora británica Clemency Mitchell. Obviamente yo no soy médica, sino editora de libros, por lo que no puedo hablar con autoridad en materia de salud, pero sí puedo recomendar libros que disipen dudas.
      Normalmente se recomienda comer con mayor frecuencia en casos especiales y por razones especiales como personas que padecen ciertas enfermedades (diabetes, trastornos digestivos, etcétera) o que requieren ciertas dietas por algún motivo.

  2. Sería de ayuda, según mi opinión, especificar acerca del vegetarianismo, porque he conocido mucha gente que se llaman a si mismos vegetarianos y tienen una dieta muy desequilibrada…
    Imagino que el libro habla sobre como llevar una dieta equilibrada y las necesidades del cuerpo humano.

    • Tienes mucha razón Esther, ser vegetariano no significa estar exento de ser desequilibrado en la dieta. El libro Comer sano ¡es natural! aborda el tema de la relación directa que existe entre ciertas enfermedades y el consumo de ciertos productos alimenticios, pero estamos seguros de que podrás encontrar respuesta a tus inquietudes en el libro Nutrición y salud, que próximamente publicaremos (ahora mismo está en la imprenta). Este libro aborda más en profundidad asuntos como el equilibrio en la dieta, las necesidades nutricionales del organismo y otras nociones básicas sobre alimentación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>